A MI MADRE AUSENTE DESDE CALPE

 

 

d

En la aurora de un Calpe estremecido

por los cantos sedosos orillados,

sube la luz desde el oriente armados

sus áureos rayos hacia el mar vencido.

 

Incólume el Peñón, titán dormido,

regio bastión de tiempos no olvidados,

ʽsotto voceʼ mis labios van cargados

de lágrimas hacia un cielo perdido.

 

Cual túmulo al recuerdo omnipresente,

ʽdesde lo más profundoʼ levantado,

clamé sobre el abismo iridiscente,

 

sobre un piélago impávido y sagrado,

donde el alma asciende hacia poniente:

¡ʽócule miʼ, mi sol, mi ser amado!

 

 

Verano 2015

Pedro José Benavides Fernández

Anuncios

Acerca de plsalvador

Aspirante a pensador (2ª acepción)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s