EPRY

Siluetas de ciencias

6

Finalmente lo ha hecho: me ha echado de casa. Os lo dije: este tío es un cerdo. Se las da de noble, de justo, de comprensivo, pero es un farsante. Y (yo) soy la prueba viviente: cuando un personaje no le sale a su gusto, se lo carga o ―lo que es peor― lo juzga, condena y encierra. Cabrón… Va escribiendo por ahí: «Mis personajes hacen lo que quieren, ellos crean su propia historia, yo únicamente me limito a escribirla», y es una mentira podrida porque como podéis comprobar es manipulador, intransigente, dictatorial: el autócrata literario.

7

Tengo buenas noticias: después de mucho insistir, lo he conseguido: P.L. me ha hecho un hueco en su escritorio. Sí, ya sé que está muy-muy ocupado, y que puedo tirarme ahí una buena temporada, pero también sé que finalmente escribirá mi historia. Claro que me he visto obligada a hacer algunas concesiones (más bien confesiones [y a publicarlas aquí]): en realidad soy huérfana, pequeña, algo feúcha y encima estoy sin trabajo y más sola que una araña. Vale, ya lo he dicho. Adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s